¿Existen los ángeles?

27 febrero 2010 en 1:30 pm | Publicado en Uncategorized | 4 comentarios
Etiquetas: , , , , , ,

He estado de viaje en Bruselas, conociendo el Parlamento europeo y la ciudad en general. La verdad es que me ha sorprendido, en un viaje relámpago de tres días que me ha dejado sin aliento, pero realmente contento: hasta me he planteado irme a Bruselas a acabar la carrera -nada firme, por supuesto-.

El caso es que viaé en Ryanair, y para salir más barato, compré un billete que no me permitía facturar, cuando la maleta que llevé era algo más grande de las que se permiten llevar como equipaje de mano. Estaba ya cerca de embarcar, y vi para mi horror que andaban comprobando los bultos sospechosos de los viajeros. Me encomendé a mi angel custodio, pero al tratar de cruzar disimuladamente me pararon.

” Disculpe caballero, ¿le importaría comprobar su equipaje aquí?”

Yo ya me estaba quejando a mi angel -que parecía de huelga junto a los controladores aéreos-, cuando vi, para mi asombro, que la maleta encajaba a la primera en la estructura que comprobaba las dimensiones.

Una vez dentro del avión, la azafata comprobó que no cerraba el maletero y me dijo que debería bajarla al lugar de las maletas. Ante mi cara de asombro, mi compañero de asiento me respondió:

“Acabas de facturar gratis”.

Ya en el aeropuerto de Charleroi, a la vuelta de nuestro periplo, la situación se complicó todavía más: En la cola se podía ver a un guardia de seguridad belga que estaba comprobando uno a uno todos los bultos que los viajeros no habían facturado, y ya había echado para atras a algunos, indicándoles que vaciasen algo la maleta. Para más INRI, yo había comprado unos chocolates y llevaba algunos de los regalos que nos habían hecho en la visita al parlamento. Me volví a encomendar a mi custodio segundos antes de entrar, aunque era bastante pesimista. Y cuando me llegó el turno, para mi asobro, el guardia de seguridad me miró a los ojos y me dijo en una mezcla de inglés y francés:

“Tú puedes pasar”.

Podéis considerarlo una estuìdez de anécdota, pero ¿Existen o no existen los ángeles?

 

P.D: no os creáis, esto es un adelanto del reportaje que vamos a sacar sobre el Parlamento, tanto en este blog, como en Pepinonews, y en La República del Principito.

P.D: Como me pilló en Bruselas, me he enterado ahora de que el Senado votó a favor de la ley del aborto: como no tengo nada que añadir a mi asombro, prefiero verlo en positivo.

El “Down” como síndrome

25 mayo 2009 en 7:38 pm | Publicado en Uncategorized | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hoy hemos comentado en clase de teoría de la Comunicación una noticia de El País sobre Pablo Pineda, el famoso actor, primer licenciado down de Europa, según el texto.

Y la polémica ha surgido tras el primer testimonio: porque alguien ha llamado enfermedad al tal síndrome, y la profesora se ha acelerado a afirmar que no es tal, sino un síndrome concreto, fruto de una trisomía cromosómica en el par 21.

 Yo he pretendido aclarar el malentendido, basándome en mi experiencia: no en vano gozo del trato de un tío y un primo que padecen los efectos de este “síndrome”. He aclarado que, si bien no he consultado la OMS, las personas con síndrome de down suelen tener en común trastornos auditivos y de la vista, además de problemas de corazón, y otros tantos.

 La profesora ha añadido que desde luego que tenía razón, pero que no era apropiado llamar lo enfermedad, al igual que no debía llamar discapacitadas a las personas que sufren una discapacidad, sino que debía decirse que “tenían una discapacidad” (todo esto, según lo que entendí: no eran palabras textuales.).

Luego, comentando la noticia, ha afirmado que “el hecho de que la noticia recoja las declaraciones textuales de Pablo Pineda ayuda a que no despierte en nosotros el sentimiento reflejo de compasión”.

 Y mi conclusión es la clásica crítica a la sociedad posmoderna de nuestros días, que como no sabe muy bien lo que es el hombre, acude a lo básico: sus prestaciones. Y por tanto, establece la dignidad de la vida humana en las diferentes capacidades que cada individuo puede desarrollar. Es un planteamiento utilitarista de la vida humana que, a la larga, lleva a errores como los eternos eufemismos –de tarados, a minusválidos, pasando por discapacitados, y hasta que lleguemos a las “capacidades alternativas”- y, cuando la verdad se manifieste innegable, a la eugenesia.

 Quizá suene un poco fuerte, pero cada vez me parece más evidente. Cuando una sociedad se niega a llamar a las cosas por su nombre, algo muy malo se está cerniendo sobre ella. Y cuando la sociedad niega a sus individuos la compasión, el camino se hace más individual, pero también más arduo, y con menor posibilidad de éxito.

 Pienso que la verdad duele, pero cura. La mentira anula el sufrimiento, pero desangra.

Salamanca y el Psoe

19 mayo 2009 en 6:03 pm | Publicado en Uncategorized | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ayer, mientras salía camino de la facultad (en torno a las 9:30, porque salía tarde,), me encontré con el ex-Ministro de Sanidad Bernat Soria por la calle Nuñez de Balboa. Paseaba a lo que me pareció un West Hiland Terrier, y vestía (el ex-Ministro, no el perro) de traje oscuro y corbata. Me miró con cara de pocos amigos (quizá porque al verle puse la cara de “quien-es-este-tipo-que-yo-creo-que-sale-en-la-tele”), y estuve lento y cobarde a la hora de sacarle una foto por el móvil.

Bernat Soria

Bernat Soria

El incidente quedó en la anécdota, pero es que hoy, al volver de la universidad, a eso de las 14:35  -tarde también, porque la profesora de Movimientos Literarios se ha alargado en el análisis de “La carretera”- he visto, en la misma acera, y también trajeado -aunque esta vez, sin perro- a Diego López Garrido, portavoz del PSOE en el Congreso. Tampoco le he sacado una foto, pero como tengo que actualizar el blog, y los exámenes no me dan para elaborar grandes teorías pseudoteofilosóficas (la reflexión típica del periodísta que cree conocerlo todo, si queréis mi opinión), me he decidido a colgar esto. Además, si a mi grupo de Pepinonews le gusta, tal vez lo cuelgue ahí también. Y así cumplo el cupo.

Diego López Garrido

Diego López Garrido

Me ha hecho mucha gracia.

¿Libertad u orden social? (II)

28 marzo 2009 en 6:42 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Pienso que no lo he dicho todo sobre el video que vimos en clase de economía, hace unos días:

Porque el video te plantea siempre que la cosa es por culpa de que “los ricos son cada vez más ricos, y los pobres son cada vez más pobres”: lo coloca en el lugar de la avaricia, y ofrece como solución controlar la riqueza –sistema socialista antimercantilista, que en última instancia desemboca, a mi juicio, en una pérdida de la libertad-.

                Contra esta concepción, recuerdo una reflexión del catedrático de metafísica Alejandro Llano, quien, en un artículo en “La Gaceta de los Negocios”, afirmaba que la crisis económica se debe en una parte muy importante a una crisis moral, y no tanto al sistema como algunos piensan.

                Y sólo es necesario pensar un poco para comprobar que los grandes fraudes –Madoff y familia –y los comportamientos irresponsables de las élites sociales –con las hipotecas sub-prime y las crisis ninja de Leopoldo Abadía- son los que han propiciado una crisis económica que en otros tiempos se debía a la escasez de recursos.

                Y es aquí donde dejo el debate: ¿Realmente se ha de escoger entre tendencia a la libertad o tendencia al orden, o bastaría con la educación en valores para un mundo más justo? ¿O es la formación de valores solamente un modo de buscar el orden frente a la libertad? ¿Valores y libertad son conceptos antagónicos? ¿Corrompe el dinero? ¿El hombre es capaz de ser justo cuando puede beneficiarle la injusticia?

                Cuantas preguntas sin resolver… Escribiré sobre cada uno de los anteriores en algún momento.

¿Libertad u Orden Social?

13 marzo 2009 en 6:24 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ayer, como había huelga universitaria los que decidimos no suscribir la huelga tuvimos, en lugar de clase, un video y un congreso.

 

El video lo pusieron en clase de economía, asignatura que imparte desde hace dos semanas una profesora nueva que es bastante menos liberal que la que no daba antes.

                Era el típico film antiglobalización, con imágenes fuertes y alusiones al “poder en la sombra” que rige nuestras conciencias y nuestras vidas, con un par de intelectuales de izquierdas y dos misioneros denunciando la deplorable situación de África, y acusando a Europa y a los EE.UU. de no hacer nada.

                “Menuda roja, pensareis (…) pero la economía es una ciencia social, y, como tal, no existe de modo aséptico (…) que no os cuenten milongas; hay que mojarse…” Estas han sido, más o menos, las palabras de la profesora al acabar el video, a modo de epílogo. Pues bien, me voy a mojar:

                Y siento decir a Anarel que voy a volver por los cerros de Úbeda. Porque un intelectual francés afirmaba en el video –y es casi con lo único con lo que me he quedado-: “Ante semejante problema, no me vale ningún humanismo, ningún escrúpulo moral” y, quizá pese a mi incultura, me ha parecido una soberana insensatez: porque si criticas una situación que te parece injusta, lo haces en virtud de una concepción de lo justo más allá de lo que “establezca el ministro de justicia”, es decir, hablas de una verdad moral, que en ningún caso llamarás escrúpulo, sino convicción.

                En resumidas cuentas, me parecía contradictorio. Pero, como siempre, puedo estar equivocado.

Universidad y Huelga. ¿Derecho o Deber?

12 marzo 2009 en 8:06 pm | Publicado en Uncategorized | 4 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No conozco demasiado el Plan Bolonia. Creo que va a suponer un bajón en el nivel académico debido a que transforma una institución que pretendía enseñar a desarrollar el intelecto en una fábrica de personas experimentadas en habilidades “útiles”. Pero también creo que la mezcla de varias luchas y rencillas políticas entre medias, han empañado la que podría haber sido una buena lucha.

            Así lo piensa también Alejandro Llano, diré en mi defensa, antes de que vari@s me salten al cuello.

            El caso es que hemos tenido dos días de huelga obligatoria este año, y yo me pregunto desde cuándo es la huelga obligatoria –y más, en el ámbito estudiantil -.

            Me explico –y vaya por delante que respeto el legítimo derecho de quienes han suscrito la huelga y se sienten plenamente identificados y comprometidos con la lucha que el sindicato estudiantil y otras instituciones están llevando a cabo –: el de la huelga es un derecho del trabajador que se siente explotado. Se legalizan unos días máximos de huelga, y una actuación concreta de los empresarios para evitar situaciones dramáticas –extorsión, persecución, despidos en masa, etc. –y la realidad es que no suele ser una medida que ayude al entendimiento entre clases, sino más bien a la confrontación y lucha de intereses, pero es respetable. La falta de mano de obra, obliga al empresario a tener que ceder a ciertas exigencias del colectivo levantado en huelga, y es entonces cuando empieza la negociación.

            Ahora van los estudiantes de la universidad pública, que es un servicio, un derecho voluntario y no un deber, y deciden no estar de acuerdo con la nueva ley universitaria. ¿Y qué proponen? Manifestarse: Apoyo si la protesta me parece justa. ¿Faltar a clase? Ni de coña. Porque renuncias a un dinero, que es por el que has pagado, y, salvo que rompas algo –acto que se llama vandalismo, y no sindicalismo –el estado no lo nota en absoluto.

            Y llega el quid de la cuestión: hoy llego a clase de Relaciones Públicas, a las 11 de la mañana, después de haber visto un video sobre la globalización en Economía, me proponen que vaya a un Congreso que organiza la ONG de la Facultad para evitar el tráfico de niños, en lugar de la clase que tenía a esa hora. Y me parece muy bien que haya esas asociaciones, pero yo quiero que haya clase, porque para eso he venido. Y la profesora alega:

            Es que me han visitado unos representantes de vuestra clase (al loro, que la delegada estaba presente y no sabía nada) y me han dicho que sería injusto que yo avanzase materia cuando ellos están en la huelga. Y a mí también me parece justo, porque la huelga es un derecho…

            Otra tomadura de pelo, fruto de no entender que “Elegir es renunciar”, como dice la sabiduría popular; si eliges huelga, renuncias a ir a clase, porque si no, no se llamaría huelga, sino “acuerdo vacacional” u otro nombre más aséptico.

            Hoy ha ganado la mentira, y por eso estoy triste. Mañana más.

Aborto y Universidad

19 diciembre 2008 en 11:15 am | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ayer estuve en un congreso de jóvenes provida. Era el congreso de presentación de la asociación nasciturus, que se refunda por tercera vez con ganas de hacer cosas grandes.

Entre los que dirigen la organización (tres estudiantes de Derecho y Políticas, Derecho e Ingeniería de Caminos, respectivamente) resumieron lo que la actual ley del aborto permite, y lo que la nueva ley -so caso de que salga adelante- tiene de bueno y de malo.

Yo hice de periodista con mi cámara. Espero que pronto pueda poneros un video: Tengo pensado hacer primero un video informativo, y, luego, con la recolección de algunos datos nuevos, pretendo hacer un video promocional del grupo.

Por aquello de ir haciéndoles publicidad, os linkeo su página web:

www.asociacion-nasciturus.com

Todavía no tienen mucho, pero están empezando… Démosles tiempo.

El cine y la meditación

19 septiembre 2008 en 10:50 am | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

                                                     

 

Lo cierto es que este verano he visto varias películas que me han obligado a pensar. Sobre una película que ya reseñé no he hablado bastante. Es mentira: tenía a mano la reseña de otra pelicula y la he perdido: por eso escribo ahora sobe esto.

Leones por corderos fue una película que, pese a ser una amalgama de estereotipos, no me disgustó: planteaba problemas serios a la juventud -que es para quien iba dirigida la peli- siempre protestamos, pero, ¿Cuánto hacemos? podríamos pregutarnos. Es cierto.

En realidad, la película iba más hacia la cínica juventud rica americana, que entre coche y campus gritan que la verdad no existe y que el mundo no puede cambiar. Insiste en que hagamos algo.

Un conocido mío hablaba de huevos con bacon. En semejante plato, la gallina a colaborado, pero el cerdo está implicado. Es la diferencia. QUizá deberíamos implicarnos más.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.