Visita al Valle de los Caidos

1 septiembre 2008 en 6:55 pm | Publicado en Uncategorized | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

 

 Hace unas dos semanas fui de excursión al Escorial, y, de paso, visitamos el Valle de los Caidos, porque yo no había ido nunca y me apetecía conocerlo.

Lo cierto es que iba co ilusión: varias veces, al pasar por la zona para ir a Segovia y otros sitios, me había emocionado al ver la gran cruz erguida sobre la montaña, imponente. Y, sí, imponente era, hasta decir basta. Todas las imágenes que vi medían más de diez metros. La estructura era impresionante.

Sin embargo, al entrar me dio un especie de escalofrío que no me abandonó hasta que no salí del templo. Durante toda la visita admiré la hermosura y el tamaño de las esculturas, los tapices y las capillas a las diferentes advocaciones de la virgen. Pero en toda la visita me sentí como en un templo pagano: la misma sensación que me habría dado al visitar una mezquita o una sinagoga. Sí, era un templo católico, posíblemente el más impresionante de los construidos en el siglo XX. Pero era un templo construido para otro dios. Hay cruces por todas partes, sí, pero son cruces españolas: cruces que exaltan la virilidad de la raza hispana, la supremacía del español católico-rancio. Era un monumento, construido por Franco y para Franco. No me cupo la menor duda en toda la visita. Y como mi Dios, ni era bajito, ni era gallego, pues no me removía a la piedad.

Esas son las conclusiones que saco de una visita que no duró ni media hora.

No se me escandalicen ni los pros ni los contras: no me he vuelto comunista: dejémoslo en que no me gustó.

Anuncios

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.