Han pasado cinco años…

2 abril 2010 en 12:03 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

Desde que, estando cenando con mis padres, con la televisión encendida -cosa que nunca hacíamos- salió la triste noticia y empezó a sonar el teléfono. Entre las lágrimas de mi hermana pequeña, la movilización general y el ring del teléfono a todo meter, conseguí enterarme de dos cosas: “Todos a la plaza de Colón, a rendirle al Papa el objetivo que se merece”.

Las portadas de todos los periódicos y revistas hablaban casi unánimemente: sólo un par de trasnochados criticaban a Juan Pablo II, llamado por algunos “El Grande”, para la Historia.

He oido contar muchas anécdotas que tiran por tierra todas las teorías que atacaban a Juan Pablo II desde diferentes frentes. Algunas de esas teorías se las he oído a íntimos amigos míos.

Hoy, a la espera de su próxima beatificación, os dejo un poema de Miguel d’Ors.

Entended la ironía, por favor: daos cuenta de que es intrinsecamente contradictoria:

TODA LA VERDAD SOBRE JUAN PABLO II

Qué sabrá él de la vida de la gente diaria siempre retirado allá en lo alto del Vaticano si apenas conoce nuestro mundo occidental y casi nunca está en el Vaticano qué irresponsabilidad tanto viajar de un sitio para otro porque cómo podrá comprender otras culturas si sólo conoce el mundo occidental y lo que dice interesa únicamente a cuatro viejas pero siempre se pone del lado del capital y a qué viene todo ese fanatismo masivo de los jóvenes ni que fuera los Rolling Stones qué pesado siempre con los obreros los obreros amargándonos la vida tan conservador que hasta se ha empeñado en imponer cambios en las costumbres tradicionales de la curia siempre tan débil dejándose influir por lo que le dice el Opus que viaje todo lo que le dé la gana a mí me es indiferente y es tan autoritario que nunca tiene en cuenta lo que le dicen y además no soporto que esté siempre viajando de un lado para otro

Anuncios

El aborto, el lince y la economía

18 marzo 2009 en 2:46 pm | Publicado en Uncategorized | 40 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Tenía otra entrada preparada para hoy, pero como ha salido esta campaña:

me ha parecido más entretenido comentar un pasaje que ha ocurrido recientemente. Fue ayer, en la tercera clase con la nueva profesora de Economía. La estoy cogiendo cariño: ningún profesor ha ocupado hasta ahora dos entradas de mi blog.

El caso es que, no sé muy bien a cuento de qué, ha comentado:

¿Qué os ha parecido la campaña de la Conferencia Episcopal de los linces? ¿No sabeis de qué hablo? De una campaña superagresiva contra el aborto que han lanzado los obispos, que consideran que la vida del embrión debería estar más protegida que la de los linces ibéricos. Esque de verdad…”

La cita no es textual, porque no tenía grabadora. Y se me ocurrían varias pegas: me gustaría habérselas dicho a ella, pero la verdad es que sigo siendo igual de cobarde que siempre:

1. Me parece mal que exprese, sobre un tema tan visceral -literalmente- una opinión tan abierta, y, aunque sé que no lo hizo a propósito, podría haber pensado que igual no todo el alumnado pensaba como ella.

2. No se puede criticar a la Iglesia porque quiera defender la vida del embrión: es una iniciativa con mucho respaldo social, y un cada vez mayor respaldo de las autoridades científicas (ya no hay médicos en la sanidad pública dispuestos a abortar, yen lugares como Navarra, ni siquiera los privados: debería darnos qué pensar).

3. Esa no es una campaña agresiva. si quieres di que es demagógica, proque no se mata a bebes de una año. Tu mismo. Pero agresivo es esto:

Y ES MUCHO MÁS REAL.:

Un último enlace: http://images.google.es/images?hl=es&um=1&q=aborto

Por cierto, comentar lo que queráis, pero probablemente no responda, porque en este tema no sé controlarme.

“La muerte no es el final”

29 noviembre 2008 en 12:42 pm | Publicado en Uncategorized | 7 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

gandalf

“Nunca pensé en este final”, comenta Pippin desolado, ante el inexorable avance de las ordas orcas a lo largo y ancho de minas Tirith.

“¿Final?”, responde Gandalf, meditabundo, “No, este no es el final. Es sólo el principio…”

El diálogo continúa con una bellísima exposiciónd e la vida supraterrena, y que no consigo recordar. Finalmente afirma que se ve “la blanca orilla”, y la viola hace su interpretación sacándonos del fragor de la batalla con sus giros de arco.

Mi tío Enrique, falleció repentinamente hará ahora una semana y media. Se fue al cielo sin avisar: seguramente tenía prisa. He asistido a muchas misas por su eterno descanso esta semana, y en ningún momento he dudado de la salvación de mi tío, que vivió cara a Dios toda su existencia, y así es como ´se lucró el amor que ha recibido de todos sus ayegados. La Iglesia de los Carmelitas estaba abarrotada, y no pude dedicarle un homenaje personal. Mi blog servirá de vehículo.

Sonrisas, no me olvido de ti, pero responderé en otro momento -te has leído mi blog de cabo a rabo, creo que apenas tengo secretos para ti, salvo quizá uno que es el que menos esperas escuchar. Ese puede esperar.

 

Es verdaderamente en el actuar justo de un individuo en el que se aprecia la libertad humana que da pie a su concepción inmortal. Y es precísamente por esa evidencia que yo puedo decirme cristiano y puedo asegurar que mi tío disfruta de una salvación gozosísima, junto a la perfecta contemplación del Dios Altísimo. Descanse en Paz.

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.