Citas

17 diciembre 2009 en 10:32 am | Publicado en Uncategorized | 7 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , ,

Me dicen que no escribo y es cierto. Pero no tengo mucho tiempo a la semana delante de un ordenador, y por eso se me retrasan las entradas. Pero he estado pensando: y una idea que me rondaba la cabeza últimamente era que para ser coherente con el nihilismo Nietzscheano era necesario negar la capacidad del ser humano para ser algo más que sus concupiscencias más bajas. Se lo iba a comentar a mi amigo nihilista, cuando veo que ha publicado en su blog toda una declaración de intenciones. El texto, aviso, como el propio Nietzsche, no tiene ni pies ni cabeza. Es lo que tiene ser un iluminado:

<<Dada en el día de la salvación, en el día primero del año uno (-el 30 de Septiembre de 1888 de la falsa cronología)

Guerra a muerte contra el vicio: el vicio es el cristianismo

Artículo primero.- Viciosa es toda especie de contranaturaleza. La especie más viciosa de hombre es el sacerdote: él enseña la contranaturaleza. Contra el sacerdote no se tienen razones, se tiene el presidio.

Artículo segundo.- Toda participación en un servicio divino es un atentado contra la moralidad pública. Se será más duro con los protestantes que con los católicos, más duro con los protestantes liberales que con los protestantes ortodoxos. Lo que hay de criminal en el ser cristiano crece en la medida en que uno se aproxima a la ciencia. El criminal de los criminales es, por consiguiente, el filósofo.

Artículo tercero.- El lugar maldito en que el cristianismo ha encovado sus huevos de basilisco será arrasado y, como lugar infame de la tierra, constituirá el terror de toda la posteridad. En él se criarán serpientes venenosas.

Artículo cuarto.- La predicación de la castidad es una incitación pública a la contranaturaleza. Todo desprecio de la vida sexual, toda impurificación de la misma con el concepto de <<impuro>> es el auténtico pecado contra el espíritu santo de la vida.

Artículo quinto.- Comer en la misma mesa con un sacerdote le hace quedar a uno expulsado: con ello uno se excomulga a sí mismo de la sociedad honesta. El sacerdote es nuestro chandala, – se lo proscribirá, se lo hará morir de hambre, se lo echará a toda especie de desierto.

Artículo sexto.- A la historia <<sagrada>> se la llamará con el nombre que se merece, historia maldita; las palabras <<Dios>>, <<salvador>>, <<redentor>>, <<santo>>, se las empleará como insultos, como marcas para los criminales.

Artículo séptimo.- El resto se sigue de aquí.

El Anticristo

Friedrich Nietzsche, un tipo muy religioso.

Anuncios

El “Down” como síndrome

25 mayo 2009 en 7:38 pm | Publicado en Uncategorized | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hoy hemos comentado en clase de teoría de la Comunicación una noticia de El País sobre Pablo Pineda, el famoso actor, primer licenciado down de Europa, según el texto.

Y la polémica ha surgido tras el primer testimonio: porque alguien ha llamado enfermedad al tal síndrome, y la profesora se ha acelerado a afirmar que no es tal, sino un síndrome concreto, fruto de una trisomía cromosómica en el par 21.

 Yo he pretendido aclarar el malentendido, basándome en mi experiencia: no en vano gozo del trato de un tío y un primo que padecen los efectos de este “síndrome”. He aclarado que, si bien no he consultado la OMS, las personas con síndrome de down suelen tener en común trastornos auditivos y de la vista, además de problemas de corazón, y otros tantos.

 La profesora ha añadido que desde luego que tenía razón, pero que no era apropiado llamar lo enfermedad, al igual que no debía llamar discapacitadas a las personas que sufren una discapacidad, sino que debía decirse que “tenían una discapacidad” (todo esto, según lo que entendí: no eran palabras textuales.).

Luego, comentando la noticia, ha afirmado que “el hecho de que la noticia recoja las declaraciones textuales de Pablo Pineda ayuda a que no despierte en nosotros el sentimiento reflejo de compasión”.

 Y mi conclusión es la clásica crítica a la sociedad posmoderna de nuestros días, que como no sabe muy bien lo que es el hombre, acude a lo básico: sus prestaciones. Y por tanto, establece la dignidad de la vida humana en las diferentes capacidades que cada individuo puede desarrollar. Es un planteamiento utilitarista de la vida humana que, a la larga, lleva a errores como los eternos eufemismos –de tarados, a minusválidos, pasando por discapacitados, y hasta que lleguemos a las “capacidades alternativas”- y, cuando la verdad se manifieste innegable, a la eugenesia.

 Quizá suene un poco fuerte, pero cada vez me parece más evidente. Cuando una sociedad se niega a llamar a las cosas por su nombre, algo muy malo se está cerniendo sobre ella. Y cuando la sociedad niega a sus individuos la compasión, el camino se hace más individual, pero también más arduo, y con menor posibilidad de éxito.

 Pienso que la verdad duele, pero cura. La mentira anula el sufrimiento, pero desangra.

Principios de la Propaganda de Goebbles. ¿Similitudes?

22 mayo 2009 en 5:56 pm | Publicado en Uncategorized | 7 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

  • Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo.
  • Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.
  • Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.
  • Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
  • Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.
  • Principio de orquestación. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.
  • Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
  • Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
  • Principio de la silenciación. Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
  • Principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
  • Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.
  • Hoy, sesión crítica

    13 mayo 2009 en 8:00 pm | Publicado en Uncategorized | 5 comentarios
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

    El periódico El Mundo tiene una corresponsal que es un poquito desagradable: en particular porque se salta la verdad para defender su mensaje. Su nombre es Irene Hernández Velasco, y seguro que es una magnífica reportera, pero no es una mujer prudente ni responsable en la aplicación de informaciones. Por ejemplo, los últimos dos días ha recordado a su audiencia en tres ocasiones que el Papa “fue nazi”, sin que viniera a cuento, y sin dar a conocer más que en una tímida aclaración de hoy que en realidad el Papa fue alistado a la fuerza en las juventudes hitlerianas, que trató durante toda la guerra de desertar y que pertenecía a una familia radicalmente antinazi.

    Ha sido muy gracioso que El Mundo, mediante la crónica de los acontecimientos de esta corresponsal, ha cargado más las tintas anti-papistas que el mismo “El País“, a quien se le supondría una actitud más crítica. Hasta el punto de que ayer, por fin el acontecimiento dejó de tener importancia para hablar exclusivamente de las declaraciones de Bertone sobre la no pertenencia del Papa a movimientos nazis en su juventud. 

    Estoy escribiendo a lo burro, pero estoy cansado -entre Funimedias, Primeras Comuniones, Trabajos in extremis y rosarios universitarios, estoy durmiendo una media de -2 al día. Eso no es sostenible, ni para el blog, ni para el cerebro, ni para los exámenes.

    Pero nadie ha entrado aquí para leerme crying. Concluyo: 

    Es lo que tienen los medios. Que mienten.

    Mentiras y eslóganes

    6 marzo 2009 en 2:54 pm | Publicado en Uncategorized | 1 comentario
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
    La luz de la verdad ilumina las tinieblas de lo relativo

    La luz de la verdad ilumina las tinieblas de lo relativo

    Hoy en mi facultad, he visto un cartel publicitario -de los muchos que hay a lo largo de los muros de mi “zona” -que invitaba a participar de un concurso publicitario. El lema: frente a la crisis, “La creatividad os hará libres“.

    No tiene más la cosa, pero a mi me ha hecho gracia, por varios motivos. Primero, porque, para el lector del Nuevo Testamento, tiene constantes resonancias bíblicas (“La Verdad os hará libresJn 8, 32), y segundo, porqeu es una malversación de lo que se puede reconocer como una “verdad bíblica”.

    No quiero ponerme escatológico, pero el versículo de Juan es cierto desde varias perspectivas: el primero es el más evidente: quien no conoce aquello que escoge, no está siendo libre (p.ej: letra pequeña de un contrato); la segunda, dice “si no hay en la disyuntiva un bien y un mal, la elección es indistinta” -aunque esta última daría para varios post, y para varias discusiones con Anarel, Iago y demás gente maja discrepante -; la tercera, sólo sirve para cristianos, pero es también profunda; si enlazamos otro versículo (Juan 14:6) “Yo (por J.C.)  soy el Camino, La Verdad y la Vida“, entendemos que Cristo (“La Verdad”) nos hará libres.

    Pero no me quiero enrollar, que últimamente mis post parecen más homilías que otra cosa: mi reflexión apunta a un pensamiento muy simple, sobre la concepción actual de conocimiento: la que no estudia un tema desde la perspectiva de hallar si es verdadero o falso, sino de si es actual o anticuado, original o tedioso…

    Y es cuando los filósofos dejan de buscar la verdad y tratan de pergeñar sólo razonamientos originales cuando algo está dejando de funcionar; porque la filosofía es mucho más que retruecanos, confusiones y juegos de palabras.

    Blog de WordPress.com.
    Entries y comentarios feeds.