Guerra de cifras

19 octubre 2009 en 2:31 pm | Publicado en Uncategorized | 11 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Cartel de la manifestación del sábado 

Hoy me voy a quejar, lo lamento. Y voy a hacerlo del periódico más leido de toda España: El País.

El sábado 17 de Octubre, una masa de gente (entre los 55.000 y los 2.000.000, como siempre) asistió a una marcha a favor de la vida y contra el aborto en Madrid.

El País no sacó en su web ninguna noticia sobre como había ido la marcha (y pienso que tenía su importancia, pues iba contra un proyecto de ley que se encuentra en plena discusión): sacaron un video, y un editorial destacando las “mentiras” de la protesta, y se hizo el silencio.

Ayer, la última noticia publicada sobre el tema era que “El PP se suma por fin a la protesta“. (cosa que tampoco era cierta: algunos miembros del PP fueron a título individual… Y otros, a título individual, no fueron).

Sin embargo, la fotografía de la manifestación en San Sebastián a favor de Otegui sí estaba en las páginas de Sociedad ayer tarde, y me atrevo a figurarme que serían menos gente (a tenor de las fotos de una y de otra marcha.)

 

Página de El País 

 

Hoy, por fin aparecía una noticia en portada sobre la marcha contra el aborto. ¿Y cuál era? : “Un nuevo equipo de recuento “adelgaza” manifestaciones”, en la que se “demuestra” que hay un método revolucionario según el cual a la manifestación del sábado asistieron 55.000 personas y no 2.000.000, como afirmaron los organizadores. Aparentemente, cuentan cabezas en las fotografías que sacan.

El dato, más allá de que sea un método revolucionario, me parece bastante inconsistente porque, contando lo que son “objetividades” (más de 600 autobuses de fuera, por ejemplo), se queda muy corto.

Es decir: si calculamos que 600 autobuses (fueron más) llevaron un promedio de 45 tripulantes (también fueron más), nos sale la friolera de 27000 personas (¡casi la mitad del aforo!). Por otra parte, deberíamos contar la incontrolable cantidad de gente que vino por medios propios o públicos (ya fuera en tren, en coche o en avión, como los de canarias). De hecho, un compañero de universidad me ha dicho que de su pueblo de Toledo salieron 30 coches. Pero pongamos que esos sólo fueron 3000 (y ya digo que fueron escandalosamente más): ¿No sería lógico que, tanto por la densidad de población, como por las facilidades para asistir, los de madrid fueran mayoría? Por tanto, no puede ser que de la capital sólo viniesen 25.000: debía de haber bastante más gente.

Una última prueba: si sólo hubiesen sido 55.000, los 2.000 voluntarios sólo nos tendríamos que haber encargado de 25 personas cada uno. Fui de voluntario, y te aseguro, querido lector, que me ocupé de bastantes más.

Ya para acabar, quiero terminar mi queja contra elpais.com de un modo repelente, y sé que mis amigos gallegos me lo echarán en cara: pero, como dije, de la manifestación de Madrid sólo se dice que el PP acudirá (última noticia antes del evento, linkada en este artículo más arriba) y que según un nuevo sistema, al final fueron muchos menos (también linkada). Y a renglón seguido (sólo hace falta buscar “manifestación” en el buscador de elpais.com) aparece el siguiente titular: “Más de 50.000 personas en la mayor marcha por el gallego de la historia”, que, como ataca de pleno al PP gallego (al que no tengo intención de defender, en este artículo ni en ninguno) no necesita de métodos valorativos de capacidad y de “contar cabezas”. La presente marcha tiene tres noticias particulares y una crónica en la página que critico: la manifestación por la vida NINGUNA.

Todos somos del Manchester

14 mayo 2009 en 6:02 pm | Publicado en Uncategorized | 36 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Después de la humillante derrota de ayer, los que habíamos sacado ayer nuestro “Satrustegui” de entre nuestros apellidos, buscamos ahora un antepasado O’hara o Lewis que nos diga “Yo era del Manchester United cuando tu estabas aun en el vientge de tu madrle, Chsaval”.

Es una paranoia, pero sólo de pensar que tendré que aguantar la soberbia culé durante el resto de mis días me obliga a hacerme del United: Sé que el Barça es actualmente imparable, que el Manchester tampoco es para tanto, que el futbol que hacen los blaugranas es para afiliarse…

Pero me puede el sentimiento.

Hoy, sesión crítica

13 mayo 2009 en 8:00 pm | Publicado en Uncategorized | 5 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

El periódico El Mundo tiene una corresponsal que es un poquito desagradable: en particular porque se salta la verdad para defender su mensaje. Su nombre es Irene Hernández Velasco, y seguro que es una magnífica reportera, pero no es una mujer prudente ni responsable en la aplicación de informaciones. Por ejemplo, los últimos dos días ha recordado a su audiencia en tres ocasiones que el Papa “fue nazi”, sin que viniera a cuento, y sin dar a conocer más que en una tímida aclaración de hoy que en realidad el Papa fue alistado a la fuerza en las juventudes hitlerianas, que trató durante toda la guerra de desertar y que pertenecía a una familia radicalmente antinazi.

Ha sido muy gracioso que El Mundo, mediante la crónica de los acontecimientos de esta corresponsal, ha cargado más las tintas anti-papistas que el mismo “El País“, a quien se le supondría una actitud más crítica. Hasta el punto de que ayer, por fin el acontecimiento dejó de tener importancia para hablar exclusivamente de las declaraciones de Bertone sobre la no pertenencia del Papa a movimientos nazis en su juventud. 

Estoy escribiendo a lo burro, pero estoy cansado -entre Funimedias, Primeras Comuniones, Trabajos in extremis y rosarios universitarios, estoy durmiendo una media de -2 al día. Eso no es sostenible, ni para el blog, ni para el cerebro, ni para los exámenes.

Pero nadie ha entrado aquí para leerme crying. Concluyo: 

Es lo que tienen los medios. Que mienten.

Quo vadis democracia? Breve compendio de la noción de libertad

1 mayo 2009 en 12:20 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Pablo Cabellos Llorente (cortesía de http://www.almudi.org)

El hombre es libre por esencia, desde lo más profundo y constitutivo de su ser. La libertad verdadera hace que el hombre sea realmente humano. En esa libertad, como escribió Yepes, caben cuatro niveles: libertad constitutiva, de elección, de realización de esa misma libertad y la libertad social. Ahí puede verse hacia dónde va esta democracia.

La libertad constitutiva es el nivel más radical: la libertad es el mismo ser del hombre. Esta libertad interior forma un espacio inviolable, donde uno se posee a sí mismo. Un cautivo goza esta libertad sin que nadie pueda arrebatársela. Con respecto a la libertad de elección o de arbitrio, hay defectos y excesos.

Por defecto, se dirá que la elección viene tan determinada por causas genéticas, sociales, económicas, etc., que, a fin de cuentas, no existe o es harto débil. El exceso afirmará que la libertad es, ante todo, elección: basta elegir para ser libre, independientemente de que la elección sea buena o mala. Su más genuino representante es J. S. Mill. Naturalmente, si la postura defectuosa es determinista, esta es libertad sin finalidad, sin valores que orienten, puesto que todo se considera válido, basta elegir.

Me refería en tercer lugar a la realización de la libertad. Su uso conduce a obtener un rendimiento, puesto que el hombre es perfectible por la utilización de su libertad, es más, no se perfecciona aquel que, tal vez por miedo al compromiso, deja intacto su albedrío. En esta tercera consideración aparece la virtud, que fortalece la voluntad y produce un rendimiento positivo.

Dentro de esa realización de la libertad, y vistas las cosas desde una perspectiva existencial, su ejercicio consiste en el conjunto de decisiones que van diseñando la propia vida. Es el proyecto vital, la cuestión del sentido, que mide la libertad por la calidad de lo conquistado con ella. Los clásicos llamaron magnanimidad a la virtud por la que aspiramos a lo verdaderamente importante.Aristóteles afirma que la característica del magnánimo es interesarse por pocas cosas, y estas, grandes.

He aludido en cuarto lugar, siempre siguiendo el esquema de Yepes, a la libertad social, es decir, a la posibilidad de transformar los ideales en proyectos vitales, lo que requiere, al menos, que se permitan y que sean viables. En este sentido, hay que decir que existe una gran relación entre el tipo de conducta vigente en la sociedad y las pretensiones que uno pueda tener. Si son antagónicas, el hombre es menos libre, cae en una situación de miseria, en una forma de esclavitud de la que se requiere ser liberado. Así, la conquista de las libertades corre paralela a la liberación de las miserias.

Ahora vamos al interrogante del título. Es obvio que no hay autoridad humana que robe la libertad interior si no es reduciendo al hombre a loco o guiñapo. La libertad de elección está hoy día enormemente trastocada porque, con excesiva frecuencia, y aun sin ignorar la existencia de condicionantes, tampoco parece encontrar su ideal en el lado de la balanza ocupado por Mill.

Sin embargo, nuestra sociedad y nuestras leyes están acogiendo progresivamente esa idea de que lo valioso es sencillamente poder elegir, sea cual sea lo elegido. Así la realización de la libertad, en cuanto a perfeccionamiento y proyecto vital, prácticamente no existe, por la sencilla razón de que esa libertad de la libertad, vacía, y sin orden ni concierto, no crea virtudes, que son fuerzas para robustecer, ni encuentra otro sentido que el placer –andando de uno en otro, porque hastía–, ni conduce a la magnanimidad.

La libertad social será ámbito de mucha miseria, porque sólo permite realizar los dictados del pensamiento dominante. No hay grandeza, ni ideales, ni magnanimidad, ni virtudes, ni creatividad. Ya lo dicta todo el Estado.

Por ese camino anda mal la democracia, cada vez menos participativa en aspectos esenciales, y más dada al juego de “un vale todo” que, paradójicamente, impide o incluso prohíbe lo que realmente vale. Necesitamos gente capaz de sacarnos de esa miseria, sin dejarse atrapar por las redes estériles del pensamiento único.

¿Qué significa ser católico?

29 abril 2009 en 7:37 pm | Publicado en Uncategorized | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
¿Qué es y qué no es propio de un católico?

¿Qué es y qué no es propio de un católico?

Esta entrada viene incitada por el último post de Catolicoyrojo, que me ha hecho pensar. Porque el autor antes citado se quejaba de que en su catequesis los niños tuvieran una concepción tan firme en materia de aborto -cuando él mismo no lo tiene muy claro- y sin embargo entre ellos hubiera quienes apoyaban la pena de muerte.

Consideraba urgente -y por la falta de urgencia criticaba a los obispos- una evangelización contra la pena de muerte, y no tanto contra el aborto -o, al menos, eso he entendido con el texto- y afirmaba que los obispos no estaban entendiendo la moda de aplicar la moral crisitana y sus valores adaptándolos a la sociedad actual.

Considero a Católicoyrojo un hombre comprometido con su ser Iglesia como no los hay hoy en día, y me admira que tenga tan claras sus ideas, pero, aunque el debate sigue abierto en su página, creo que se equivoca en lo fundamental: en que la autoridad de la Iglesia no es como la autoridad de un equipo de fútbol: la lealtad al Papa y por ende a sus representantes, a partir del dogma de la infalibilidad creo que lleva a otro tipo de conclusiones a las que él llega.

Y creo que esto es solamente una discrepancia honrada. No ha sido mi entrada más brillante ni la más preparada, pero tenía que soltarlo…

¿Libertad u orden social? (II)

28 marzo 2009 en 6:42 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Pienso que no lo he dicho todo sobre el video que vimos en clase de economía, hace unos días:

Porque el video te plantea siempre que la cosa es por culpa de que “los ricos son cada vez más ricos, y los pobres son cada vez más pobres”: lo coloca en el lugar de la avaricia, y ofrece como solución controlar la riqueza –sistema socialista antimercantilista, que en última instancia desemboca, a mi juicio, en una pérdida de la libertad-.

                Contra esta concepción, recuerdo una reflexión del catedrático de metafísica Alejandro Llano, quien, en un artículo en “La Gaceta de los Negocios”, afirmaba que la crisis económica se debe en una parte muy importante a una crisis moral, y no tanto al sistema como algunos piensan.

                Y sólo es necesario pensar un poco para comprobar que los grandes fraudes –Madoff y familia –y los comportamientos irresponsables de las élites sociales –con las hipotecas sub-prime y las crisis ninja de Leopoldo Abadía- son los que han propiciado una crisis económica que en otros tiempos se debía a la escasez de recursos.

                Y es aquí donde dejo el debate: ¿Realmente se ha de escoger entre tendencia a la libertad o tendencia al orden, o bastaría con la educación en valores para un mundo más justo? ¿O es la formación de valores solamente un modo de buscar el orden frente a la libertad? ¿Valores y libertad son conceptos antagónicos? ¿Corrompe el dinero? ¿El hombre es capaz de ser justo cuando puede beneficiarle la injusticia?

                Cuantas preguntas sin resolver… Escribiré sobre cada uno de los anteriores en algún momento.

¿Libertad u Orden Social?

13 marzo 2009 en 6:24 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ayer, como había huelga universitaria los que decidimos no suscribir la huelga tuvimos, en lugar de clase, un video y un congreso.

 

El video lo pusieron en clase de economía, asignatura que imparte desde hace dos semanas una profesora nueva que es bastante menos liberal que la que no daba antes.

                Era el típico film antiglobalización, con imágenes fuertes y alusiones al “poder en la sombra” que rige nuestras conciencias y nuestras vidas, con un par de intelectuales de izquierdas y dos misioneros denunciando la deplorable situación de África, y acusando a Europa y a los EE.UU. de no hacer nada.

                “Menuda roja, pensareis (…) pero la economía es una ciencia social, y, como tal, no existe de modo aséptico (…) que no os cuenten milongas; hay que mojarse…” Estas han sido, más o menos, las palabras de la profesora al acabar el video, a modo de epílogo. Pues bien, me voy a mojar:

                Y siento decir a Anarel que voy a volver por los cerros de Úbeda. Porque un intelectual francés afirmaba en el video –y es casi con lo único con lo que me he quedado-: “Ante semejante problema, no me vale ningún humanismo, ningún escrúpulo moral” y, quizá pese a mi incultura, me ha parecido una soberana insensatez: porque si criticas una situación que te parece injusta, lo haces en virtud de una concepción de lo justo más allá de lo que “establezca el ministro de justicia”, es decir, hablas de una verdad moral, que en ningún caso llamarás escrúpulo, sino convicción.

                En resumidas cuentas, me parecía contradictorio. Pero, como siempre, puedo estar equivocado.

Universidad y Huelga. ¿Derecho o Deber?

12 marzo 2009 en 8:06 pm | Publicado en Uncategorized | 4 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No conozco demasiado el Plan Bolonia. Creo que va a suponer un bajón en el nivel académico debido a que transforma una institución que pretendía enseñar a desarrollar el intelecto en una fábrica de personas experimentadas en habilidades “útiles”. Pero también creo que la mezcla de varias luchas y rencillas políticas entre medias, han empañado la que podría haber sido una buena lucha.

            Así lo piensa también Alejandro Llano, diré en mi defensa, antes de que vari@s me salten al cuello.

            El caso es que hemos tenido dos días de huelga obligatoria este año, y yo me pregunto desde cuándo es la huelga obligatoria –y más, en el ámbito estudiantil -.

            Me explico –y vaya por delante que respeto el legítimo derecho de quienes han suscrito la huelga y se sienten plenamente identificados y comprometidos con la lucha que el sindicato estudiantil y otras instituciones están llevando a cabo –: el de la huelga es un derecho del trabajador que se siente explotado. Se legalizan unos días máximos de huelga, y una actuación concreta de los empresarios para evitar situaciones dramáticas –extorsión, persecución, despidos en masa, etc. –y la realidad es que no suele ser una medida que ayude al entendimiento entre clases, sino más bien a la confrontación y lucha de intereses, pero es respetable. La falta de mano de obra, obliga al empresario a tener que ceder a ciertas exigencias del colectivo levantado en huelga, y es entonces cuando empieza la negociación.

            Ahora van los estudiantes de la universidad pública, que es un servicio, un derecho voluntario y no un deber, y deciden no estar de acuerdo con la nueva ley universitaria. ¿Y qué proponen? Manifestarse: Apoyo si la protesta me parece justa. ¿Faltar a clase? Ni de coña. Porque renuncias a un dinero, que es por el que has pagado, y, salvo que rompas algo –acto que se llama vandalismo, y no sindicalismo –el estado no lo nota en absoluto.

            Y llega el quid de la cuestión: hoy llego a clase de Relaciones Públicas, a las 11 de la mañana, después de haber visto un video sobre la globalización en Economía, me proponen que vaya a un Congreso que organiza la ONG de la Facultad para evitar el tráfico de niños, en lugar de la clase que tenía a esa hora. Y me parece muy bien que haya esas asociaciones, pero yo quiero que haya clase, porque para eso he venido. Y la profesora alega:

            Es que me han visitado unos representantes de vuestra clase (al loro, que la delegada estaba presente y no sabía nada) y me han dicho que sería injusto que yo avanzase materia cuando ellos están en la huelga. Y a mí también me parece justo, porque la huelga es un derecho…

            Otra tomadura de pelo, fruto de no entender que “Elegir es renunciar”, como dice la sabiduría popular; si eliges huelga, renuncias a ir a clase, porque si no, no se llamaría huelga, sino “acuerdo vacacional” u otro nombre más aséptico.

            Hoy ha ganado la mentira, y por eso estoy triste. Mañana más.

Del dolor y la paz

15 febrero 2009 en 7:58 pm | Publicado en Uncategorized | 23 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hay que unir, hay que comprender, hay que disculpar.
No levantes jamás una cruz sólo para recordar que unos han matado a otros. Sería el estandarte del diablo.
La Cruz de Cristo es callar, perdonar y rezar por unos y por otros, para que todos alcancen la paz
.” (San Josemaría Escrivá. Vía Crucis. VIII Estación.) 

En este siglo XX que nosotros hemos visto terminar, se han cometido muchas injusticias. Y desde mi perspectiva, han sido burradas fruto de perder la noción de Dios. El hombre se ha autoproclamado creador de su propia moral, y ese ha sido su final.

Pero también ha sido fruto de la desidia de muchos que se dijeron cristianos y podían haberlo sido más. De ahí la cita que pongo arriba. Y no hace falta que diga nombres.

El tren de las tres y diez

1 febrero 2009 en 8:13 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

3_10

Mañana empiezo exámenes definitivamente (Teoría de la Publicidad, a las 12 en punto), y ayer me ví un peliculón (El que pone en el título), un Western, remake de uno anterior rodado en los lejanos 50. Según todos los expertos, esta mejora al original. La película es una lucha entre dos personajes, Christian Bale, como representante de la moral y la Justicia incorruptible (“Dime, los 1000 dolares, ¿Me los extenderás en un cheque, o como me pagarás?¿Qué diré a la gente?¿Que te escapaste sin que yo lo quisiera y que me encontre 1000 dolares?”), frente a la mayor maldad humana, Russell Crowe, encarnada en un asesino sin excrúpulos que recita versículos del Antiguo Testamento. Entre los dos se encadena una suerte de amistad, odio, desconfianza, miedo. Y entre medias, el hijo del hombre justo, demasiado joven y aventurero para comprender que la peor parte en las injusticias no se las lleva quien las padece, sino quien las realiza.

La lucha, con el personaje del hijo, adquiere una nueva dimensión: el padre trata de velar por que su hij no se fije en el vil delincuente, pero a cada escena que pasa el hijo parece más fascinado por la oscuridad y excentricidad de tal personaje, frente a su anodino padre, cojo de guerra, y demasiado bueno para ser interesante.

Me gustó, no voy a decir más. La recomiendo.

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.