Alemania y el fomento de la natalidad

27 noviembre 2008 en 5:24 pm | Publicado en Uncategorized | 8 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

En Alemania se ha generado toda una campaña estatal para convencer a los ciudadanos de la maravilla que supone tener un hijo. Es un video muy bien hecho, así que por hoy me doy por publicado. Doy las gracias a la página de la organización “hazteoir”, que me ha facilitado el video. Aupa.

De los tipos de familia y su longitud

18 octubre 2008 en 11:25 am | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

Hace años discutía con varios de clase sobre las ventajas y desventajas de tener más o menos hijos. Con decir que tengo ocho hermanos hago evidente al público la que era –y es- mi postura.

 

La discusión era bastante dispersa –como casi todas las que mantuve en mi etapa escolar- y si se agotaba una perspectiva de ataque en alguno de los bandos, se solía abordar otra, sin que quedase claro quién se había llevado el gato al agua.

 

Pero, como solía pasar, al final, alguien soltó el argumento que me tocaba –y me toca-  la fibra: “Cuantos más hijos tengas, menos te dará el tiempo para darle cariño a cada uno, es decir, les quieres menos”.

 

Como ya he dicho, me calcinan, y volqué mi calcinamiento sobre el desprevenido combatiente:

 

          Mis padres tienen nueve hijos. Mi madre nos dedica casi la totalidad de la jornada –porque le da la gana, debía haber incluido por entonces-. Mi padre, por el contrario, no puede dedicarnos tanto tiempo, pues trabaja remuneradamente para sacar adelante la economía familiar; ero, a cambio, cuando llegaba a casa y yo era pequeño, se quitaba la corbata y –cansado como vendría- se tiraba al suelo para jugar, durante el tiempo que nos quedase hasta acostarnos, a las tinieblas, a los barcos, a los animales… O a lo que terciara. Y dudo que fuera lo que más le apetecía –en aquellos lejanos años, también existía el fútbol, y la cerveza de antes de cenar, y la tranquilidad de un sofá, y la compañía de su mujer…- pero él jugaba con los cinco que éramos entonces, y nos hacía sentir muy queridos… Pese a ser cinco.

          Bueno, ya –era evidente que, tras esa perorata, no daba para mucha discusión- es que tu padre será un santo.

 

En aquel momento me pareció la respuesta evasiva de quien quiere abordar otra “perspectiva” más maleable de la discusión. Y, en cierta medida, así era, y así hicimos.

 

Luego, con los años, he recordado mucho esa discusión, que se podría resumir en dos lemas, uno popular y otro de autor:

 

El problema no es la cantidad, sino la calidad”, el primero; y “Estas crisis mundiales son crisis de santos”, el segundo.

 

Os toca.

El magistrado, la justicia y la constitución

25 septiembre 2008 en 7:37 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Me han sorprendido estos dos artículos, y os los linkeo hoy como post.

http://www.elconfidencialdigital.com/Blog.aspx?IdBlog=5&IdSeccionesBlogs=12

y

http://www.elconfidencialdigital.com/Blog.aspx?IdBlog=1&IdSeccionesBlogs=4

 

Os los dejo para vuestra reflexión.

El aborto y la vida (II)

24 septiembre 2008 en 11:08 am | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ayer, leyéndo en no sé que blog, escuché -o más bien, leí- la siguiente afirmación: “son sólo células”.

Qué duda cabe que tenía razón. Igual que yo. Biológicamente, soy un conjunto de células que interaccionan entre sí, y que, separadas del conjunto, mueren.

El problema está en que, si legislamos en base a la biología, la liamos.

Los derechos no se dan por el número de células de que se goce-si no, pobres mutilados-; los derechos humanos se dan a los seres humanos (que, sí, también son malditas células).

Y, ¿Qué es un ser humano?

Brillante pregunta. No pretendo resolver aquí por mis narices un debate de más de tres mil años. Pero sí puedo decir que distingue a una persona de otra,( aparte de que no puedan estar ubicadas en el mismo punto): en términos biológicos, su código genético, único, intransferible, y común a todas las células de un “organismo”.

Y, ¿Cuándo se crea el código genético de un ser humano?

RESPUESTA: En la concepción. En el momento de el apareamiento de gametos, los ADN de ambos se mezclan, por un mecanismo que escapa a mi corta mente de periodistas. Ya hay un nuevo ADN, distinto al de todas las demás células de la madre que le rodéan, y distinto también al del padre.

Curioso, ¿Verdad?

El Aborto y la vida

18 septiembre 2008 en 4:40 pm | Publicado en Uncategorized | 3 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

El gobierno ha vuelto a sorprendernos con una de sus iniciativas.

Estuve este verano con un catedrático de Derecho Constitucional que afirmaba que “ZP no se va a atrever porque es un tema que genera un gran conflicto social”, argumentando que no querrían perder más votos. Es evidente que la democracia de audiencias se ha vuelto a pasar de moda: el PSOE tiene una ideología y un programa que piensa imponer sí o sí.

Pero es  que el tema del aborto es un punto clave. Lo es, porque responde a la visión socialista de la mujer “liberada”, pero que también responde al concepto socialista de “vida” y de “verdad”.  En efecto: la crudezade las imágenes de abortos sólo pueden resultar impermeables para el que cierra los ojos a la verdad con el velo de la ideología.

Es, por demás, asombroso, que se atrevan a revocar la sentencia del Constitucional: pero no es la primera vez.

El Tribunal mencionado, declaró la vida del nascíturus como protegible, y estableció claramente una despenalización contra el que cometiese un aborto bajo ciertas circunstancias. Esto es: como no castigar al ladrón que se muere de hambre. Con lo que consiguen transformar la escepción en derecho. Darle la vuelta a la tortilla, con todas sus consecuencias.

Podría seguir, pero creo que acabaría por perder los papeles ante un tema que me indigna. Dejémoslo por hoy.

Sinceramente, creoq ue en otros temas puedo estar equivocado, o que la postura opuesta tiene argumentos suficientes. En este tema NO PUEDO ADMITIRLO.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.