Receta contra el insomnio

11 febrero 2010 en 9:00 am | Publicado en Uncategorized | 1 comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Hoy, me decido a escribir para ti. Sí, no mires a los lados: estás sól@.

¿Sábes por qué hago esto? Porque sé -no me preguntes cómo- que hay noches en que la madrugada te tiene en vela: que el sudor frío hace salir de ti el calor que por ser vivo se te supone, y quedan solos los pensamientos, sin posibilidad de cobijo ni de sueño.

Sé también que te traiciona la confianza que en sociedad muestras: que el miedo se apodera de tu cabeza, y agarrota la voz y las lágrimas.

Me han dicho también qué pensamiento te roba el sueño: despiertas pensando que no pensarás; que no despertarás. Y, curiosamente, lo que te asusta es no saber si será mañana. No puedes dormir, sospechando que no has de amanecer. Y, una simple frase, una pregunta sin respuesta, de la que acaso te reíste, tumbado en el cesped, en compañía y calor del sol, martillea ahora el cerebro hasta hacer temblar la sien: ¿Y ya está? ¿La vida sólo era eso?

Duérmete: no es mi intención de que suspendas el examen de mañana -por cierto, te deseo suerte- pero párate un minuto a pensa: si me muero AHORA, ¿Qué podran decir de mi vida?

Sobre la falsa luz

8 enero 2010 en 12:12 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

En mi etapa adolescente se me daba bien pasar largas noches de insomnio, y adquirí el hábito de dejarme un cuaderno y un boli cerca para poder escribir sin tener que levantarme de la cama. De esa época salieron los textos más asquerosamente barrocos que se han escrito, además de que eran bastante malos (y eso comparado con mi nivel de ahora que ya es decir). Hará unos meses que hice la oportuna quema de existencias -daban hasta grima- y sólo salvé algunas poesías… Que resulta que ya están publicadas en mi viejo blog.

Os dejo con una, tristemente melancolica, aunque de final feliz. La luna es la tentación: la luz del Sol es Dios.

Recuerdo al escaso auditorio que contaba con 16 añitos.

(Aviso: poema escrito a las 4 de la madrugada)
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————
Noche sin luna.
Y yo…¿A dónde voy
sin luz nocturna?
Miento. Miento.
Si que hay luna
Pero yo la he obligado
a esconderse
a punta de cuchillo.
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————-
Y ahora no veo nada
y grito a la luna,
para que alumbre.
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————-
Ella se ha escondido
demasiado lejos,
siempre tan sumisa.
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————-
¿Qué hago?
Pareció divertido
por momentos.
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————-
Busco a tientas
la salida.
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————-
¿Por qué no vuelves
luna?
Medito algarrobo:
¿Se habrá ido
para no volver?
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————-
La mayor pérdida
de la humanidad
se ha consumado.
A manos de un infeliz
y pueril cerdo,
negro,
como la noche
que ha traido.
Sin luna.
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————-
No es negro de
tostado.
No. Es negro de
ceniza,
que se esparce
por la boca,
colapsa la gargante;
provoca vómito.
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————-
¿No acudes, luna,
en mi auxilio?
¿No ves que estoy
desvalido?
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————-
Nada. El falso
silencio es su lenguaje.
Porque, aunque luna,
sigue siendo
noche;
oscura.
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————-
Y entonces, abandonada
ya toda esperanza,
una luz blanca
y amarilla,
dulce e intensa,
envuelve la noche.
Llega el nuevo día.
Ya puedes irte,
luna.
———————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————-
Buenas noches, noche.
Buenas lunas, luna.
——————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————–
Aprecie el lector las claras referencias a poetas del 27 como Miguel Hernández , por ejemplo en el falso silencio de la luna (“Nada. ¿Tu elocuencia no es más que silencio, Dios de lo creado?”) Bueno, creo que cuando la compuse le vi muchas más cosas, pero ha pasado más de un mes, y ya no se las veo….

Después de la sequía

11 septiembre 2009 en 12:17 pm | Publicado en Uncategorized | 4 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Llevo más de tres semanas sin publicar, y esto empezaba a ser vergonzante: no sé si cabrearé a Anarel al escribir esto, pero como he estado en un intensivo de filosofía durante los meses de Julio y Agosto, y ahora estoy dando las últimas pinceladas por mi cuenta, voy a tratar de sintetizar una idea que he estado madurando estos días. Si no me sale, lo lamento. Y si os ofende que me disculpe, pues ánimo.

La clave es que ayer recibí una clase magistral sobre la noción de libertad. Entramos en lo más profundo del siglo XX, con todas las influencias de Nietzsche y las peculiares ideas de Sartre, del tipo “o la libertad es absoluta o no es en absoluto“, que me dejaron pensando.

Nietzsche afirma (no demuestra, que es un punto importante) que la moral es un invento judeocristiano que sirve para controlar al fuerte, negándole la libertad , a modo de instrumento de protección y control de los débiles y resentidos.

A esto se une lo que tantas veces ha dicho Anarel: la moral es una invención humana, porque ninguna otra especie animal tiene un código moral.

Y aquí viene mi afirmación controvertida: La moral nos hace libres. Es más: es lo ÚNICO que puede hacernos libres. Y es por un motivo muy sencillo: a un león hambriento que se encuentre con un hombre herido, no le puedes decir: “En la tabla de la ley pone NO MATARÁS”. ¿Por qué? Porque sus instintos le mueven a actuar de una determinada manera. No tiene una conciencia de sí, y por tanto no es capaz de saber lo que le conviene a él, ni lo que sería bueno: el cuerpo le pide carne, y no se anda con remilgos de si al que se zampa es soltero o deja viuda y  cuatro churumbeles.

Y es curioso: mi profesor de filosofía lo decía de esta manera: “Ese es el fundamento de nuestra libertad: la prohibición moral existe precisamente porque podríamos llevarla a cabo: al último hombre sobre la tierra ese precepto no le afecta en absoluto“. En último extremo, no debo matar, porque matar destruye mi naturaleza: me convierte en asesino. Pero no debo matar porque puedo hacerlo.

La filosofía moderna y una gran porción de la contemporánea ha afirmado que eso es opinable, y que la ley moral es subjetiva. Y yo diré: en parte es cierto y en parte es mentira: es cierto que la decisión moral la toma cada uno con sus cadaunadas: y que si a ti no te parece algo bien, nadie te lo va a hacer creer bueno (aquí, comentó mi profesor el famoso “brindis por la conciencia“, que hizo el próximamente beato Cardenal Newman, “por encima del Papa”, reflexión que es eminentemente católica, por cierto.). Y sin embargo, también es cierto que puedes estar haciendo algo mal pensando que actuas bien, y también es cierto que hay ciertos actos que hacemos y que sabemos que no están bien (creo que todos reprobaríamos el pegar a nuestra madre: y sin embargo, quien crea que no le puede llegar a pasar, es que no se conoce, me temo.). Contra esto, Nietzsche dice: “si tu madre no es capaz de defenderse, que no te cuente las milongas de que no debes pegarla”.

Y mi conclusión, es la siguiente: la ventaja de la filosofía atea de los siglos XIX y XX es que ha sido terriblemente coherente: y si sus discípulos las llevan hasta el extremo (aquí hemos visto el caso de Nietzsche y de Sartre): sólo les queda: enloquecer, suicidarse, o reconocer la verdad del cristianismo. Por tanto, la incomprensión hacia la ética cristiana desde una perspectiva nihilista es fruto siempre de una exagerada abstracción del concepto de ética: en cuanto los motivos se vuelven personales, la ética personal se convierte en exigencia universal.

Y con esto tengo polémica para un mes.

Una fuente fiable

23 julio 2009 en 6:34 pm | Publicado en Uncategorized | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Es broma, pero no se me ocurría mejor título. Hago esta entrada pensando en Anarel, mi estimado contertulio de los post de religión (casi todos, oiga) pero a cualquiera puede interesarle esta página que he encontrado. Para los que no estudiéis filología inglesa puede resultaros un problema que la página está en inglés, pero es muy interesante de contenidos, y desenfadada en la exposición.

 

Una advertencia para la anécdota: tiene un sistema antiespam bastante difícil de superar -o al menos, a mi me lo ha parecido-, hay que usar la cabeza…

 

Espero que os guste.

visión principal de la página

visión principal de la página

Principios de la Propaganda de Goebbles. ¿Similitudes?

22 mayo 2009 en 5:56 pm | Publicado en Uncategorized | 7 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

  • Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo.
  • Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.
  • Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. “Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan”.
  • Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.
  • Principio de la vulgarización. “Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar”.
  • Principio de orquestación. “La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas”. De aquí viene también la famosa frase: “Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad”.
  • Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.
  • Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.
  • Principio de la silenciación. Acallar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.
  • Principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.
  • Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.
  • Todos somos del Manchester

    14 mayo 2009 en 6:02 pm | Publicado en Uncategorized | 36 comentarios
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

    Después de la humillante derrota de ayer, los que habíamos sacado ayer nuestro “Satrustegui” de entre nuestros apellidos, buscamos ahora un antepasado O’hara o Lewis que nos diga “Yo era del Manchester United cuando tu estabas aun en el vientge de tu madrle, Chsaval”.

    Es una paranoia, pero sólo de pensar que tendré que aguantar la soberbia culé durante el resto de mis días me obliga a hacerme del United: Sé que el Barça es actualmente imparable, que el Manchester tampoco es para tanto, que el futbol que hacen los blaugranas es para afiliarse…

    Pero me puede el sentimiento.

    Hoy, sesión crítica

    13 mayo 2009 en 8:00 pm | Publicado en Uncategorized | 5 comentarios
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

    El periódico El Mundo tiene una corresponsal que es un poquito desagradable: en particular porque se salta la verdad para defender su mensaje. Su nombre es Irene Hernández Velasco, y seguro que es una magnífica reportera, pero no es una mujer prudente ni responsable en la aplicación de informaciones. Por ejemplo, los últimos dos días ha recordado a su audiencia en tres ocasiones que el Papa “fue nazi”, sin que viniera a cuento, y sin dar a conocer más que en una tímida aclaración de hoy que en realidad el Papa fue alistado a la fuerza en las juventudes hitlerianas, que trató durante toda la guerra de desertar y que pertenecía a una familia radicalmente antinazi.

    Ha sido muy gracioso que El Mundo, mediante la crónica de los acontecimientos de esta corresponsal, ha cargado más las tintas anti-papistas que el mismo “El País“, a quien se le supondría una actitud más crítica. Hasta el punto de que ayer, por fin el acontecimiento dejó de tener importancia para hablar exclusivamente de las declaraciones de Bertone sobre la no pertenencia del Papa a movimientos nazis en su juventud. 

    Estoy escribiendo a lo burro, pero estoy cansado -entre Funimedias, Primeras Comuniones, Trabajos in extremis y rosarios universitarios, estoy durmiendo una media de -2 al día. Eso no es sostenible, ni para el blog, ni para el cerebro, ni para los exámenes.

    Pero nadie ha entrado aquí para leerme crying. Concluyo: 

    Es lo que tienen los medios. Que mienten.

    Visceras contra un mensaje de Paz

    8 mayo 2009 en 4:31 pm | Publicado en Uncategorized | 2 comentarios
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

    Jollyroger ha escrito un artículo impresionante contra los que utilizan el estómago últimamente en una campaña que de ser un poco conspiranoico consideraría perfectamente orquestada.

    Os dejo con el texto, y que lo disfrutéis.

    Benedicto XVI es recibido en Amman por los príncipes de Jordania / REUTERS

    Benedicto XVI es recibido en Amman por los príncipes de Jordania / REUTERS

    El Papa Benedicto XVI ha llegado hoy a Amman en lo que será un viaje de una semana por toda Tierra Santa, en el que pronunciará 29 discursos y participará en numerosos encuentros junto a musulmanes y judíos.

    En los últimos meses, Benedicto XVI ha sido el blanco de numerosos ataques y críticas, en relación con el levantamiento de excomunión a cuatro obispos lefevrianos, sus declaraciones respecto al SIDA en África y ahora por visitar un lugar en el que sólo puede aumentar la tensión entre musulmanes, cristianos y judíos, habiendo hecho como hizo las declaraciones en la Universidad de Ratisbona y por su nacionalidad alemana y posturas sobre el Holocausto nazi.

    Pienso sinceramente que los ataques y críticas se han producido en un marco descontextualizado. En primer lugar, el levantamiento de excomunión a los lefrevianos (publicada en el Frankfurter) no significa una incorporación absoluta de éstos a la Iglesia Católica pues primero deben aceptar algunos puntos del Vaticano II. En segundo lugar, las declaraciones hechas en África hacen referencia a una solución muy eficaz para combatir el SIDA, el ABC (Abstinence, Be faithful, use a Condom), porque la promoción del preservativo estimula las relaciones sexuales que son las transmisoras del VIH, que posteriormente da lugar al SIDA.

    Sobre la posición del Papa respecto a judíos y musulmanes no hay más que ver sus encuentros ecuménicos, así como el mensaje que lleva a Tierra Santa en estos días. El discurso de Ratisbona, que si bien alejó a Roma de la Meca, contenía un mensaje que clamaba por la necesidad de que la razón vuelva a regir el mundo, y no una crítica al Islam.

    Acusar de nazi a un alemán considero que es una gran error que, incomprensiblemente, sigue vivo en boca de muchos. Hacia el Holocausto y el pueblo judío sólo ha tenido palabras de solidaridad. Sin embargo, se callará, y se esforzará por crear siempre lazos de unión, pese a que todo el mundo quiera  seguir utilizando las vísceras antes que la razón. No se trata de pensar como él, ni de compartir ninguna fe, sino de ser sensato.

    Quo vadis democracia? Breve compendio de la noción de libertad

    1 mayo 2009 en 12:20 pm | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

    Pablo Cabellos Llorente (cortesía de http://www.almudi.org)

    El hombre es libre por esencia, desde lo más profundo y constitutivo de su ser. La libertad verdadera hace que el hombre sea realmente humano. En esa libertad, como escribió Yepes, caben cuatro niveles: libertad constitutiva, de elección, de realización de esa misma libertad y la libertad social. Ahí puede verse hacia dónde va esta democracia.

    La libertad constitutiva es el nivel más radical: la libertad es el mismo ser del hombre. Esta libertad interior forma un espacio inviolable, donde uno se posee a sí mismo. Un cautivo goza esta libertad sin que nadie pueda arrebatársela. Con respecto a la libertad de elección o de arbitrio, hay defectos y excesos.

    Por defecto, se dirá que la elección viene tan determinada por causas genéticas, sociales, económicas, etc., que, a fin de cuentas, no existe o es harto débil. El exceso afirmará que la libertad es, ante todo, elección: basta elegir para ser libre, independientemente de que la elección sea buena o mala. Su más genuino representante es J. S. Mill. Naturalmente, si la postura defectuosa es determinista, esta es libertad sin finalidad, sin valores que orienten, puesto que todo se considera válido, basta elegir.

    Me refería en tercer lugar a la realización de la libertad. Su uso conduce a obtener un rendimiento, puesto que el hombre es perfectible por la utilización de su libertad, es más, no se perfecciona aquel que, tal vez por miedo al compromiso, deja intacto su albedrío. En esta tercera consideración aparece la virtud, que fortalece la voluntad y produce un rendimiento positivo.

    Dentro de esa realización de la libertad, y vistas las cosas desde una perspectiva existencial, su ejercicio consiste en el conjunto de decisiones que van diseñando la propia vida. Es el proyecto vital, la cuestión del sentido, que mide la libertad por la calidad de lo conquistado con ella. Los clásicos llamaron magnanimidad a la virtud por la que aspiramos a lo verdaderamente importante.Aristóteles afirma que la característica del magnánimo es interesarse por pocas cosas, y estas, grandes.

    He aludido en cuarto lugar, siempre siguiendo el esquema de Yepes, a la libertad social, es decir, a la posibilidad de transformar los ideales en proyectos vitales, lo que requiere, al menos, que se permitan y que sean viables. En este sentido, hay que decir que existe una gran relación entre el tipo de conducta vigente en la sociedad y las pretensiones que uno pueda tener. Si son antagónicas, el hombre es menos libre, cae en una situación de miseria, en una forma de esclavitud de la que se requiere ser liberado. Así, la conquista de las libertades corre paralela a la liberación de las miserias.

    Ahora vamos al interrogante del título. Es obvio que no hay autoridad humana que robe la libertad interior si no es reduciendo al hombre a loco o guiñapo. La libertad de elección está hoy día enormemente trastocada porque, con excesiva frecuencia, y aun sin ignorar la existencia de condicionantes, tampoco parece encontrar su ideal en el lado de la balanza ocupado por Mill.

    Sin embargo, nuestra sociedad y nuestras leyes están acogiendo progresivamente esa idea de que lo valioso es sencillamente poder elegir, sea cual sea lo elegido. Así la realización de la libertad, en cuanto a perfeccionamiento y proyecto vital, prácticamente no existe, por la sencilla razón de que esa libertad de la libertad, vacía, y sin orden ni concierto, no crea virtudes, que son fuerzas para robustecer, ni encuentra otro sentido que el placer –andando de uno en otro, porque hastía–, ni conduce a la magnanimidad.

    La libertad social será ámbito de mucha miseria, porque sólo permite realizar los dictados del pensamiento dominante. No hay grandeza, ni ideales, ni magnanimidad, ni virtudes, ni creatividad. Ya lo dicta todo el Estado.

    Por ese camino anda mal la democracia, cada vez menos participativa en aspectos esenciales, y más dada al juego de “un vale todo” que, paradójicamente, impide o incluso prohíbe lo que realmente vale. Necesitamos gente capaz de sacarnos de esa miseria, sin dejarse atrapar por las redes estériles del pensamiento único.

    La libertad y sus usos (II)

    24 abril 2009 en 10:59 am | Publicado en Uncategorized | Deja un comentario
    Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

    Aunque esta no haya surgido de un arrebato inspirativo como su primera parte, por ser continuación de la anterior, y por llevar mucho tiempo sin escribir.

    Recordad la alegoría de la libertad como cuerda: si no, os perderéis. Avisados estáis.

    Sobre la libertad, hemos hablado de sus usos, no de lo que trae consigo.

    Creo que hoy mucha gente no tiene cuerda, pero, cuando la consigue, descubre que no quiere asumir el peso de llevarla encima. Y entonces llegan otros, más inteligentes, que te aseguran que la llevarán por ti, que no hace falta que te preocupes, que ellos la cargarán hasta que llegue el momento de usarla.

     

    Esa es la corriente propia del materialismo: negar las realidades malas, y hacerte ver que lo único necesario es aquello que no cuesta esfuerzo.

     

    Y entonces llega el momento de escalar la gran colina, y debes utilizar tu cuerda. Y aquel que no llevaba la cuerda encima –pesaba demasiado, pese a ser una posesión valiosa- tendrá cuerda, pero no tendrá desarrollado el músculo necesario para escalar. Y quien nos llevaba la cuerda –que nos engañó vilmente- nos tendrá en su mano: subirá a lo alto –con nuestra cuerda- y desde allí dirigirá nuestros movimientos: no te preocupes, no precisas, de cuerda. En ese foso se está muy bien, sólo fíate de mi criterio… Y no te preocupes, si la verdad es que pesaba demasiado… Es más, sigo pensando que pesa demasiado, y que deberías darme algo a modo de alquiler por sostener tu cuerda…

     

    La libertad tiene sus usos, pero también sus consecuencias. Y no es plenamente libre quién no asume las consecuencias de su actuar libre. Si no tomas la responsabilidad eres esclavo de tu personal inmadurez.

     

     

    Página siguiente »

    Blog de WordPress.com.
    Entries y comentarios feeds.