Receta contra el insomnio

11 febrero 2010 en 9:00 am | Publicado en Uncategorized | 1 comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Hoy, me decido a escribir para ti. Sí, no mires a los lados: estás sól@.

¿Sábes por qué hago esto? Porque sé -no me preguntes cómo- que hay noches en que la madrugada te tiene en vela: que el sudor frío hace salir de ti el calor que por ser vivo se te supone, y quedan solos los pensamientos, sin posibilidad de cobijo ni de sueño.

Sé también que te traiciona la confianza que en sociedad muestras: que el miedo se apodera de tu cabeza, y agarrota la voz y las lágrimas.

Me han dicho también qué pensamiento te roba el sueño: despiertas pensando que no pensarás; que no despertarás. Y, curiosamente, lo que te asusta es no saber si será mañana. No puedes dormir, sospechando que no has de amanecer. Y, una simple frase, una pregunta sin respuesta, de la que acaso te reíste, tumbado en el cesped, en compañía y calor del sol, martillea ahora el cerebro hasta hacer temblar la sien: ¿Y ya está? ¿La vida sólo era eso?

Duérmete: no es mi intención de que suspendas el examen de mañana -por cierto, te deseo suerte- pero párate un minuto a pensa: si me muero AHORA, ¿Qué podran decir de mi vida?

Anuncios

1 comentario »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Existe una comunidad donde conviven hombres y mujeres célibes, es muy reciente, igual ya la conoces:

    Oasis de la Paz. Comunidad querida por la misma Reina de la Paz nacida a la sombra de Medjugorje. Es una Comunidad contemplativa de hermanos y hermanas, célibes, entre los cuales hay sacerdotes, todos viviendo en comunidad residencial. Comparten juntos una vida consagrada, sencilla, de oración, de trabajo, de estudio, consagrados al Señor por medio de María, con votos de pobreza, castidad, obediencia y sobre todo con el peculiar voto de “ser paz” en la Iglesia y el mundo. El P. Gianni Sgreva, sacerdote pasionista, es su fundador y responsable. P. Gianni: “Si la paz es un don, entonces es fruto de la oración. Por ello consideramos el ministerio de la intercesión como la primera característica fundamental. Se intercede como lo hizo Abraham por Sodoma y Gomorra, como Moisés por la victoria de los hebreos sobre los amalecitas. Se intercede por la Paz dentro de la Iglesia y por la Paz del hombre en el mundo.

    “ A mí me parece que cuando la Virgen habla de oración, no habla de ello como un agregado episódico o periférico, sino que habla en términos de primado que también incluye, al menos entre nosotros, el primado en el tiempo que se le da a Dios. Tenemos así la educación en la oración que damos como santificación del tiempo, como respeto del primado absoluto de Dios.

    “ La norma evangélica que seguimos es la del pasaje de Mateo 6,24-34 que la Virgen, en Medjugorje, nos ha pedido que meditemos y vivamos cotidianamente. “No se afanen… Busquen primero el Reino de Dios y su justicia y el resto vendrá por añadidura.”

    “ La fe y el abandono lo sentimos como las bases de una vida sobria y simple… Queremos inspirarnos en las comunidades cristianas primitivas, donde de la oración venía luego una socialidad nueva en el compartir bienes espirituales y materiales—¡por supuesto que no para capitalizarlos comunitariamente!

    “ Todo aquello que en la Comunidad y en la persona va más allá de lo estrictamente necesario es eliminado y traducido en caridad… Experimentamos la posibilidad de hacer de la pobreza un compartir con los más pobres. Nuestra propia hospitalidad es ejercida de manera totalmente gratuita. No poseemos cuentas en bancos. Rechazamos cualquier seguridad confiada al dinero. El Señor, en el Evangelio, nos pide que vivamos la jornada. Si dejásemos este principio de la pobreza absoluta sería el fin de la Comunidad de la Virgen.

    “ En cuanto a la comunión, aquello que vuelve sereno el estar juntos hombres y mujeres, es la presencia contínua de la Eucaristía. Para nosotros, la Adoración Eucarística es en función de la intercesión, pero es también un gran don que nos asegura constantemente la pureza de las relaciones entre hermanos y hermanas. Verdaderamente nuestra casa es un gran tabernáculo y nosotros vivimos bajo el mismo techo que la Eucaristía.

    “ Nos importa mucho que haya silencio…. Quitado el silencio –como tantas veces lo ha dicho el P. Tomislav– no se logra orar… Es el “humus”de la contemplación. La oración es necesaria para la vida interior. Y la vida interior es presupuesto de santidad. Por lo tanto, el silencio, en último análisis, está en orden a la santidad. Y ¡el Espíritu es centinela del silencio!”


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: