Sobre la contracción alopécica, o de cómo descubri que la dignidad humana no cambia por sus atribuciones o méritos accidentales

2 abril 2009 en 5:20 pm | Publicado en Uncategorized | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El otro día hice un gran descubrimiento. Llevo varios días considerándolo seriamente, porque no quiero decir una estupidez. Aunque quizás la diga de todos modos.

Llamadme soberbio, vanidoso, narcisista, capullo, ignorante, inconsciente… Casi seguro que acertáis.

El caso es que a mi me traía de cabeza -y nunca mejor dicho- aquello de que el pelo se va cayendo… Y que cuanto más sudas -mi caso- mayor es la pérdida… Y yo estaba agobiado con este “problema”.

Planteamiento simple. Hasta ahora…

Y entonces, sin darme casi cuenta, en un momento dado, y sin aparente justificante, pasó a formar parte de mí lo que hasta entonces había sido un apósito: “no es ninguna tragedia”.

 Por así decirlo, me lo creí.

Es decir: asumí aquello que proclamaba a los cuatro vientos: descubrir que, en el fondo, lo que importa es que soy, no que soy con pelo, o con biceps, o cejijunto: y si algun cambio accidental -que no esencial- pasa a ser un problema, significa que le estamos dando una importancia que no tiene.

Quizá esté exagerando.

El punto de inflexión fue -paradojas de la vida- cuando me dijeron que el único tratamiento que funcionaba era un método clínico laser recién descubierto. El módico precio era de 1500 euros. Y yo venía de clase de Economía, donde nuestra amable profesora anticapitalista nos había puesto el video antiglobalización en el que se mostraban todas las penurias de África. Y pensé “La culpa no es de los banqueros: la culpa es de todos aquellos que le echan la culpa a los vanqueros mientras abonan tratamientos de alopecia por valor de 1500 euros. Si todos los que no son conscientes de lo que hacen mal hicieran un minuto de examen de su propia miseria, el mundo cambiaría“.

Que conste que me lo aplico a mí mismo. Y que el de la foto -para los que llevan tiempo sin verme la cara- TODAVÍA no soy yo.

Anuncios

2 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Como decimos en mi grupo de amigos, “en X años, todos calvos”, sea X un número no inferior a 10, pudiendo llegar incluso a 100. Normalmente no se usa en el sentido literal, pero viene bien para este tema. Y yo he llegado a la misma conclusión que tú: si en 10 años todos calvos, pues nada, todos calvos, hay cosas infinitamente peores.

    ¡Fuerza!

    • Un gran verdad, XD…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: